Rompiendo con el ruido mental de proyectar el futuro.

Sinopsis: El ser humano con su capacidad de consciencia de su trayectoria existencial y capacidad imaginativa puede caer en la tentación de construir su futuro a modo previsor, escenificando posibles problemas para anticipar la solución o evitar el problema.»

Me he encontrado en muchas situaciones con personas que acaban agotándose, reventadas y sin energía por el gran esfuerzo mental que realizan creando situaciones futuras, visualizando su futuro, pero una visualización de situaciones adversas, desastrosas.

Y me pregunto ¿Para qué? y les pregunto ¿Qué beneficios obtienes con ello? , y la respuesta siempre es la misma para prevenir un problema, para evitar, para estar preparado por si se presenta el problema… sí, pero al final todas estas proyecciones no acaban sucediendo, claro si es que no acabas provocándolas por una insistencia desbordada.

Y entonces me preguntan ¿Y qué hacer para romper ese círculo vicioso? Y les digo:

  1. Ser consciente de ese ruido mental. Y realizar alguna actividad de relajación, meditación para reducirlo, y tenerlo controlado.
  2. Distinguir entre zona de influencia, aquello que depende de ti, y zona de preocupación, aquello que está fuera de tu alcance.
  3. Centrarte en tu zona de influencia, activa todos tus recursos y amplia tu influencia de forma progresiva, controla tu presente y crea tu futuro.
  4. Crear proyectos, tanto a nivel personal como profesional, que sean coherentes con tu propósito de vida, y estructúralos en un plan de acción basado en metas y objetivos.
  5. Equilibrar tu modo de vida, es imprescindible reservar un espacio y un tiempo para la diversión y el crecimiento personal.
  6. Y así, un problema imaginario deja de ser un problema, porque tú con tu creación creas tu realidad, una realidad de éxito y felicidad.

Y ten en cuenta algo muy importante, posiblemente al eliminar todo ese ruido mental, ese cumulo de preocupaciones, ese análisis de situaciones futuras… te quede un vacío personal, existencial, ello simplemente quiere decir que tu vida estaba vacía de propósito de vida, y la llenabas con pensamientos sombríos.

Como James Allen dice: ‘Como un hombre piensa, así es su vida’.

Tú estás en este mundo por una razón, tu existencia es única e irrepetible, dótala de sentido y significado, elimina pensamientos sombríos, cárgate de energía y alegría,

… y a ¡por tus sueños!

Claro está conviértelos en metas y objetivos a alcanzar.