¿Perfección? No existe, ¿o si?