Hábito es aquella acción que haces de forma repetitiva, y sin pensar. Es algo que tienes interiorizado de tal manera que acabas ejecutándolo de forma automática.

¿Imaginas si tuvieses que pensar y seguir un procedimiento, paso a paso para todas esas cosas que haces de forma casi instintiva cada día? El automatizar nuestras conductas habituales es lo que convierte el hábito en algo tan difícil de cambiar.

Un cambio de hábitos simples es algo que puedes implantar para conseguir aquel cambio de vida que tanto se resiste. Lo que intentas una y otra vez y no lo consigues.

Sólo un hábito puede dominar otro hábito». Og Mandino

Aquí van algunas ideas de hábitos para afrontar un cambio de vida sin grandes esfuerzos y luchas internas para ti:

  1. Empieza cada día bebiendo un vaso de agua. La deshidratación produce cansancio.
  2. Practica deporte. Unos cuantos ejercicios de forma constante. En muy poco tiempo empezarás a descubrir cómo mejora tu bienestar. No tienes porque acabar agotado y tirado por el suelo, muévete, rompe con el aburrimiento.
  3. Planificación. Antes de empezar tu jornada diaria, dedica unos minutos a pensar y a planificar qué objetivos deseas conseguir durante ese día. Selecciona el objetivo más importante antes de que acabe convirtiéndose en urgente. Ten en cuenta que tus niveles de energía son decrecientes.
  4. Apaga todo el entorno digital que puedas. Si evitas distracciones de whatsapp, Facebook, Twitter,… durante varias veces durante el día, descubrirás que tu atención no se ve mermada por este ruido digital.
  5. Ordena tu lugar de vida y de trabajo. Cuando estás rodeado de orden, encuentras rápidamente todo lo que necesitas, y aumentas tu bienestar.
  6. Registra tus pensamientos conforme surjan. Acostúmbrate a no retener información en tu mente que pueda ser registrada. Lleva contigo una libreta o similar donde puedas registrarlo todo conforme te vaya surgiendo.
  7. Establece unas franjas horarias en las que vas a leer tu correo electrónico, y vas a responderlo.
  8. Comprométete a acabar con la multitarea en tu acción. concéntrate en una única cosa a la vez, y verás que cuando lo haces así, tus resultados son mejores.
  9. Dedica un espacio de tiempo diario a la lectura y a la música. En ella encontrarás inspiración, reflexiones, ideas, planteamientos que te ayudarán a mejorar en tu día a día.
  10. Aprende a celebrar cada pequeño resultado. Esto es algo que muchas veces das por supuesto, y que acabas no haciendo. Nunca es suficiente.

Su carácter es esencialmente la suma de sus hábitos; es cómo usted actúa habitualmente». Rick Warren

Estas son solo unas pequeñas sugerencias para liberar tu mente de intoxicaciones del mundo actual, y empezar a poner orden en tu día a día para poder enfrentarte a cambios realmente importantes y necesarios para ti.

Revisa tus hábitos periódicamente.

Sino algo que tienes tan interiorizado será  difícil que te cuestiones si debes cambiarlo.