Como borrar la huella de las emociones tóxicas

Después de la muerte de Elena, decidí perdonar a todos mis enemigos.

Nos tranquiliza creer que las grandes decisiones se toman poco a poco, se gestan con el tiempo. Pero el tiempo no gesta nada. Solo erosiona, resta, rompe.” Después de Elena,  Andrés Neuman

Y esto ocurre no solo con las decisiones a tomar, sino también con las emociones tóxicas, que día a día no se borran, es más, su huella en tu memoria, en tu sentir se hace más honda, y sin darte cuenta mina tu ánimo.

¿Qué hacer cuando una emoción que te intoxica persiste?

Pues hay que encararla y dejar que se vaya, ya que el tiempo no va eliminar ninguna de las emociones tóxicas que destrozan tu bienestar.

Prueba a utilizar las 4 R’s que te permitirán superar el malestar que te provocan las emociones tóxicas. Este es el orden correcto  para gestionarlas  con éxito:

  1. Reduce. Empieza responsabilizándote de la gestión de tus emociones, no tienes porque aguantar la basura emocional que te invade. Ve clausurando relaciones tóxicas e impidiendo las expresiones  correspondientes: menosprecios, insultos, gritos, descalificaciones, prejuicios, intromisiones,… tú sabes muy bien a que me refiero.
  2. Reutiliza. Aprovecha experiencias previas que te han permitido superar estas situaciones indeseables, aquellos recursos infrautilizados, aquellas capacidades olvidadas que permiten incrementar tu autoestima, activando tu energía para superar las relaciones tóxicas.
  3. Repara. Siempre que sea posible repara una ofensa ¿Cómo? Mejorando la comunicación, recuperando la humildad, reduciendo la agresividad. Cierra las heridas abiertas… no pierdas más tiempo, y continua, vale la pena.
  4. Recicla. Transforma las emociones dolorosas y desagradables en experiencias vitales que te enriquecen como ser humano. Transmuta la culpa en responsabilidad, el remordimiento en perdón, la ira en reparación de una injusticia, y sobre todo la envidia y los celos en generosidad hacia el otro y hacia ti mism@.

Recuerda, al fin y al cabo, tu mundo emocional, como el mundo natural, necesita de un equilibrio, un fluir. Es imprescindible aplicar las 4R’s para eliminar el veneno de las emociones tóxicas, que lo único que hacen es distanciarte y romper con compañeros, amigos, familia y tu pareja, invadiéndote la soledad y el vació interior.

Vence a la inmovilidad, y no dejes los malentendidos por solucionar en otro momento

No confíes en el paso del tiempo, no te lo creas ni borra ni cura nada…

Por |2013-09-27T17:43:53+02:00octubre 2nd, 2013|Blog, Coaching|Sin comentarios

About the autor:

Permitidme que os cuente una historia de éxitos,  y como no de fracasos, pero al fin y al cabo una historia de crecimiento, de lucha…de sensaciones, emociones y …¡Vale más que os lo cuente!

Deja tu comentario