Relaciones tóxicas ¿Cómo no sucumbir a ellas?

Y el otro día Teresa me interrumpió en medio de una sesión de coaching,  y de sopetón me pregunto:

‘¿Qué son las relaciones tóxicas?’

Y como a mí siempre me ha gustado lo simple, y más cuando se trata de dar una respuesta, sin más pensar le respondí:

‘Aquella relación que no te sienta bien como persona, y revuelve tu alma’.

Y Teresa continuó insistiendo, ‘Vale, pero porque no me pones algún que otro ejemplo’. Pues ahí van algunos:

El/la cotill@ de la oficina. La persona que habla mal de los compañeros de trabajo a sus espaldas, e impide que se multipliquen las sinergias entre colegas.

El/la ex que te llaman por sexo. Solo por desahogo, y a ti no te apetece ser el objeto del deseo de alguien que ya no está en tu vida.

El saco de la tristeza. Cuando los demás te utilizan como su basurero emocional, te transmiten todas sus emociones negativas, y te las acaban contagiando.

El/la que quieren decidir tu vida por ti. Aquella persona ‘metomentodo’, algunas veces pueden ser los padres, la pareja, los amigos, el jefe, los compañeros de trabajo. Sí, pueden ser las personas más cercanas.

Especialmente el/la  amig@/enemig@.  La amistad ambigua, donde no existe una relación cordial, solo es un paripé y no te decides a romper.

El/la amig@ poco brillante. Y ‘chupa’ de tu esfuerzo, dedicación y éxitos.

El/la intrigante. El que crea situaciones de enemistad entre otros con mentiras.

La mala influencia. El que corrompe tus principios, el que te empuja al abismo.

El/la folloner@. Cuando alguien se mete en líos y sin quererlo te afecta a ti.

El/la que se escaquea de pagar. Ya me entendéis.

El/la envidiosa. No tiene vida propia y quiere estropear, menguar la tuya.

El/la criticón/a. El que se mete a juez, de lo que está bien y lo que está mal.

El/la amargad@. Y te acaba dando la noche o el día con sus lloros y lamentaciones.

El/la de la puñalada por la espalda. Ya sabes, los rencorosos y cobardes.

El/la competidor/a. Siempre se está midiendo porque su autoestima depende de su éxito aparente.

Y otras  que pueden ser aún más  tóxicas y venenosas… ¡Reconócelas!

Y después de esta retahíla de ejemplos, continuamos con la sesión de coaching, y volvío a la carga con otra pregunta:

‘¿Y cómo no sucumbir a las relaciones tóxicas?

 Aprender a decir NO. Así de simple.
Teniendo una autoestima elevada. Tú no necesitas las opiniones de los demás, sabes lo que quieres.
Basando tu conducta y relaciones en principios, y no en oportunidades y circunstancias.
Sabiendo identificar la toxicidad de las relaciones ¿Cómo?

Aquella persona que no escucha, que su conversación se convierte en un monologo.
La que siempre se auto referencia ‘Los YO y YO’
Los que desgastan tu energía y te entristecen.
Los que te humillan, te infravaloran y mingonean.
Por su actitud intolerante y demagógica.
Los que están siempre conspirando para que las cosas salgan mal.
Aún más simple: Los que te tocan las narices, y no te permiten alcanzar tus sueños.

Y en próximo post

‘Viviendo sin relaciones tóxicas’

… una guía para recuperar el control sobre tu vida, no sucumbir a ‘otros’ y vivir tu propia felicidad.

¡Huye de las relaciones tóxicas!,

personas venenosas y ponzoñosas, ¡Haberlas haylas!

 

Por |2013-08-07T17:49:08+00:00agosto 7th, 2013|

About the autor:

Permitidme que os cuente una historia de éxitos,  y como no de fracasos, pero al fin y al cabo una historia de crecimiento, de lucha…de sensaciones, emociones y …¡Vale más que os lo cuente!

18 Comments

  1. donato acmoris 07/08/2013 en 22:37 - Responder

    no hay ninguna duda,que esas relaciones toxicas son las que mas, desgraciadmente vivimos a diario,lo unico que debemos y podemos hacer es tratar en lo posible evadirlas, y asi evitarlas lo mas posible,dia tras dia.

    • Vicente López 08/08/2013 en 11:49 - Responder

      Hola Donato,

      Indudablemente estas relaciones tóxicas forman parte de nuestro entorno más inmediato. Pero si me lo permites más que evadirlas, yo diría superarlas. Ya que no es lo mismo huir que enfrentarse desde la autoconfianza, la asertividad, y una comprensión de las razones y necesidades que causan ese tipo de comportamiento en la otra persona.

      Muchas gracias por tu aportación.

  2. Vicente López 11/08/2013 en 10:33 - Responder

    Hola Jesús,

    Pues sí, por desgracia estas relaciones tóxicas se producen en nuestros entornos más cercanos. Y en la base de ellas muchas veces están aquellas emociones tóxicas que no hemos resuelto, como pueden ser: impotencia, rabia, odio, y otras cuantas más.

    Gracias por tu aportación.

  3. Luis Gutiérrez Castañeda 11/08/2013 en 23:04 - Responder

    Estimado Vicente
    Gracias por tus aportaciones, considero que son muy valiosas.
    Creo que debemos estar preparados, siempre para las relaciones tóxicas.
    Pienso que las sufrimos en todo y sin querer ser partícipes, entonces, que nos nos sorprendan para no perder nuestro ritmo de vida.
    Lo propongo porque en ocasiones nos consultan o nos influyen, a veces sin darnos cuenta.
    Pensemos que podemos extender la mano en una situación de alta necesidad, sin tener el compromiso adquirido, pero una ayuda en el camino, siempre es bienvenida.
    Un fuerte abrazo y lo hago extensivo a todos tus seguidores.
    Gracias por tu actitud.

    • Vicente López 12/08/2013 en 9:39 - Responder

      Hola Luis,

      Desde mi modesta opinión y experiencia en la vida más que extensa. Lo que favorece unas relaciones fluidas y equilibradas es el tener una alta autoestima acompañada de la misma dosis de humildad. Y entender al otro pero no sucumbir al otro, para no acabar en una relación intoxicada, que siempre se basa en una relación de poder.

      Gracias por tu comentario.

  4. […] y también sirve para alejar a los agresivos. El humor y la risa son las mejores armas contra las relaciones tóxicas, aplícalas para disolver las emociones tóxicas que te provocan personas […]

  5. EVA KINGSTON 29/08/2013 en 20:55 - Responder

    ´Pienso que gracias a que alguien les dio nombre ( Gente tóxica) a este tipo de personas, y las definió e hizo público para que todos podamos reconocerlas, aparece la pregunta: Como no contagiarse? Como impedir que interfieran en tu vida en forma negativa? Como dijeron arriba, todos tenemos alrededor gente de ese tipo, incluso muy queridas. No puedes rechazarlas,lo mejor es: tener tus conceptos claros, manejarlas con delicadeza y a veces con fuerza si es necesario. Poner los puntos sobre las ies, una vez etiquetadas, aléjate lo mas que puedas. Acéptalos como son, pero no te dejes contaminar. Les recomiendo leer a BERNARDO STAMATEAS, quien escribió dos libros: GENTE TOXICA Y EMOCIONES TOXICAS, fluida y amena lectura. Resulta prudente empaparse del tema, antes de etiquetar a alguien como TOXICA, y equivocarse. Feliz Tarde….desde Venezuela

    • Vicente López 30/08/2013 en 8:06 - Responder

      Hola Eva,

      Como muy bien dices lo más importante es no contaminarse de la gente tóxica, pero de una manera muy acertada también indicas lo importante de la cautela antes de clasificar a alguien como tóxico, algunas veces, simplemente, no compartimos puntos de vista, razonamientos o modos de vida.
      La mejor manera de evitar las emociones tóxicas es teniendo una autoestima muy elevada, basada en principios y valores firmes, naturales y universales.

      Muchas gracias por enriquecer este blog con tus comentarios.

  6. Inma 01/09/2013 en 11:56 - Responder

    Muchas gracias por los comentarios y aportaciones que habéis hecho. Me he sentido muy identificada, y sí es verdad que muchas veces no prosperamos debido a estas influencias tóxicas, las cuales te hacen sentir infravalorado con uno mismo. Y aunque sea muy difícil, también,creo, está en nuestras manos el superarlo y hacer crecer nuestra autoestima sin dejar que nadie interfiera en ella.

    Muchas gracias, me habéis ayudado a reaccionar.

  7. Vicente López 02/09/2013 en 8:10 - Responder

    Hola Inma,
    Así es, la autoestima es la base de un carácter firme pero al mismo tiempo flexible, el que nos da la fuerza para decir No. Ese no que tantas veces se nos resiste porque necesitamos de la aprobación de los demás para sentirnos válidos y completos. Una autoestima elevada está basada en una asertividad franca, lo cual nos permite afrontar y dejar las relaciones tóxicas.

    Gracias por tu aportación

  8. […] de tus emociones, no tienes porque aguantar la basura emocional que te invade. Ve clausurando relaciones tóxicas e impidiendo las expresiones  correspondientes: menosprecios, insultos, gritos, descalificaciones, […]

  9. […] apodera de ti y su nivel de intoxicación máximo te lleva a la soledad y a la más completa de las […]

  10. […] Relaciones tóxicas ¿Cómo no sucumbir a ellas?07/08/2013 […]

  11. Angel 23/08/2015 en 1:54 - Responder

    Hola buenas noches en mi caso no tengo problemas en decir no a personas toxicas ya aprendi esto hace tiempo pero resumiendo mi problema es con mi padre continuamente infravalora e insulta no solo a mi sino a mis hermanos y a la mi madre tambien podria contar una larga historia sobre este tema pero en fin como puedo yo lidiar con este hombre por cierto no tengo medios para independizarme aun y dependemos en parte economicamente de el en fin no me quiero extender demasiado ¿que consejos me darias?

    • Vicente 23/08/2015 en 13:23 - Responder

      Hola Angel,

      Gracias por acceder a mi página web y enhorabuena por tu valentía en exponer tu caso personal.

      Como coach nunca ofrezco consejos, ya que no es nada fácil ponerse en la piel del otro, sino imposible. Un coach te acompaña en un proceso de transformación haciendo que reconozcas todos tus recursos para afrontar una situación que quieres solucionar o superar. Pero que al fin y al cabo tienes tú las respuestas.

      Te recomiendo:
      1. Que vayas descubriendo donde se encuentran esas respuestas a tu situación actual.
      2. Sobre todo que mantengas tu autoestima lo más alta posible, puedes averiguar como en este enlace http://www.vicentelopez.eu/la-autoestima-y-el-exito/
      3. Y si crees que no lo vas a conseguir por ti solo, puedes probar que te acompañe un profesional en ese proceso de descubrimiento, crecimiento y transformación.

      Solo si tú lo permites van a lastimar tu autoestima, simplemente no concedas la oportunidad a que te dañen.

      Saludos.

  12. […] Relaciones tóxicas ¿Cómo no sucumbir a ellas? […]

  13. Ana 23/06/2017 en 19:35 - Responder

    Hola, tengo una consulta. Estoy metida en una relacion toxica con un amigo. El quiere verme mucho mas seguido que yo y cuando nos vemos el habla y habla de sus problemas. Llega un punto en que es agotador. Podria escucharlo pero como el quiere verme seguido ya la situacion es inaguantable. Como le digo asertivamente todo esto. No quiero cortar el vinculo porque es un amigo muy querido. Pero llegue a un punto en que ya no aguanto mas.

Deja tu comentario