A mí me parece que antes de emprender el viaje en busca de la realidad, en busca de  Dios, antes de actuar, antes de tener cualquier relación con otro […] es esencial que comencemos  por comprendernos a nosotros mismos.» Krishnamurti

Y continua la serie de post para averiguar ¿Quién eres? basado en le teoría del eneagrama, y conseguir una transformación para un cambio real en tu vida personal y profesional.

¿Te inquieta ‘el no sé qué’ en tu interior?

¿Crees que te falta algo y no sabes cómo afrontar el cambio?

¿Tienes todo lo que deseabas y tu nivel de insatisfacción está igual?

¿?

Preguntas…preguntas que te hagan avanzar, eso es el coaching…preguntas, las respuestas es lo de menos, que te hagan crecer, preguntas que te lleven a lo que quieres en realidad.

 Y antes de estas preguntas el tener
  • La pareja ideal,
  • El trabajo que te apasiona. Ya, en este momento harto difícil
  • Tu coche no está mal, tu casa tampoco,
  • Te puedes permitir algún que otro viaje, y unos cuantos caprichos.

Que lo tienes todo, pero que no, que no acabas de encontrarle el gustirrinin. Pues ¿Qué es lo que buscas en realidad? Puede que saber quién eres y para que estás aquí…

Nuestra sociedad solo te empuja a ir amontonando y no hace falta complicarte tanto con preguntas raras, eso es para filósofos y bichos raros. Pero a ti no te convence y quieres saber cómo dar con el cambio.

¿Dónde buscar respuestas? ¿En los libros de autoayuda? Cuando los lees son coherentes, convincentes, pero una vez cerradas las tapas, nada de nada, todo continua igual.

Ese resultado, posiblemente, sea debido en que empiezas por el final, por las recetas, por los consejos, por el plan de acción ¿Por qué no empiezas por el principio?

 Sí, conocer quien eres, para un cambio real como persona y profesional.

Saber cuál es tu tipo de personalidad, saber porque piensas de un modo determinado, porque sientes tus emociones tan intensamente, porque actúas como actúas ¿por miedo, por decisión?

Empieza por conocerte, saber cuál es el color de tu cristal, y además puedo asegurarte que no tiene porque ser idéntico al color del cristal de los que te rodean.

Se inicia el camino del re-conocimiento,

Para crecer como persona y profesional a través del coaching integral

 

Nota, por si te interesa: 
La semana que viene hablaremos del color de cristal del ‘Perfeccionista’.
Si crees que pueden ir por ahí los tiros, o conoces a alguien no te lo pierdas.