Hoy en día, y por qué no siempre, se habla de la necesidad del cambio,

pero realmente no necesitamos un cambio,

…porque continuamente estamos en cambio, posiblemente y no tiene porque ser imprescindible necesitemos una transformación, y si alguno tiene la valentía y osadía de atreverse un poco más, quizá sea imprescindible una metamorfosis. De otro modo no vamos a escapar del cambio permanente que nos arrastra hacia la decrepitud y muchas veces a la estupidez de creer que nuestros paradigmas son los únicos válidos y además los mejores. Para esa transformación y metamorfosis necesitaremos de «el viaje«, el viaje interior, el viaje exterior.

… porque la única gente que me interesa es la que está loca, la gente que está loca por vivir, loca por hablar, loca por salvarse, con ganas de todo al mismo tiempo, la gente que nunca bosteza ni habla de lugares comunes, sino que arde, arde como fabulosos cohetes amarillos explotando igual que arañas entre las estrellas y entonces se ve estallar una luz azul y todo el mundo suelta un “¡Ahhh!”…” Jack Kerouac

El mantener la venda en tus ojos, y bien apretada, puede ser el mejor modo de ser feliz, ya que la ignorancia aporta una especie de sensación opiácea, duerme los sentidos y apaga cualquier indicio de inteligencia, por lo cual un estado de embobamiento puede resultar eficaz para que no ocurra nada.

Ahora bien si tienes esa sensación de que una etapa, un modo de vida se ha agotado quizá necesites de un salto al vacío para volver a sentirte vivo. Ese salto muchas veces requiere de «el viaje«, pero no un simple viaje, requiere de un viaje que auné el viaje interior y el viaje exterior.

Requisito inicial y crítico para iniciar el viaje de desprenderse de la venda que tapa tus ojos:

Ligereza de equipaje, tu mochila tiene que ser muy liviana:

  • El viaje interior significa desprenderse de prejuicios, paradigmas que han sido hasta ahora el marco en el que se ha desarrollado tu vida, soltar lastre que no te permite transformarte.
  • El viaje exterior, significa ligereza, pocas cosas, las esenciales, vitales, sino el peso a arrastrar no te permitirá acceder a lo novedoso del viaje.

Atrévete a deslumbrarte con la luz de la libertad, libérate de cargas innecesarias

Y déjate sorprender

Y si quieres saber un poco más del viaje, clicka sobre las imagen que aparece a continuación.

0911_3Proposito

… independientemente de cómo se viaje, de los atajos que se tomen, del cumplimiento o no de las expectativas, uno siempre acaba aprendiendo algo.» Jack Kerouac