En busca de la felicidad ¿Mito o realidad?

La felicidad como puede ser la justicia, la perfección, incluso el amor son conceptos filosóficos-teóricos, son un modo de conceptualizar aspectos de nuestra realidad; son una referencia intelectual. Perseguir su plena consecución nos lleva a la confusión y frustración. Podríamos concebir la felicidad como un mito, como aquel horizonte que según vamos acercándonos se nos escapa y aleja permanentemente.

La felicidad es algo más simple, no por ello fácil de alcanzar, ya que requiere de un permanente estado de ‘vigilancia’. Un saber que son las emociones, los sentimientos y las creencias, en el próximo post encontrarás una definición de estos, lo cual te permitirá afrontar con grandes probabilidades de éxito el cambio y alcanzar la felicidad real, no el mito:

La felicidad consiste en saber vivir, saber estar con una mente presente sin expectativas, libre de creencia en el control”. Enric Corbera

La anterior definición de felicidad nos lleva a realizarnos la siguiente pregunta:

¿Es la felicidad un logro o una forma de vivir, o un estado mental?

No es la respuesta, pero lo que seguro que impide alcanzar la felicidad son las adicciones emocionales, lo que podemos denominar emociones tóxicas, impidiendo una independencia emocional, convirtiéndonos en dependientes, esclavos de los demás.

Acércate al estado de felicidad por una definición negativa, diciendo aquello que no es, por falsos mitos:

  1. La felicidad tiene que encontrarse. Es el mito de la búsqueda de la felicidad. La felicidad se encuentra en un mismo y en la manera que se relaciona con los otros. No es un logro que hay que conquistar.
  2. La felicidad consiste en cambiar tus circunstancias. La felicidad consiste en saber la vida con una conciencia de unidad como persona. Es la coherencia entre lo que pienso, siento y me pasa en plena responsabilidad, eliminando el concepto de culpa, propia o de los otros.
  3. La felicidad la tienes o no la tienes. La felicidad siempre se tiene, para disfrutarla tendrás que cambiar tus creencias, principalmente aquella considerar que tus juicios siempre son los verdaderos.
  4. La felicidad es sentirse bien todo el tiempo. La felicidad no es la obtención de algo. La felicidad es soltar, liberar emociones y sentimientos. La vida es cambio permanente, y saber vivir en él es la felicidad.

Primeros pasos para alcanzar la felicidad:

  • Acepta que hay cosas que no se pueden cambiar.
  • Acepta que tú si que puedes cambiar la forma de ver y vivir lo que no se puede cambiar.
  • Vive tu vida con coherencia.
  • Ama lo que haces.
  • Saca tus resentimientos hacia los otros y hacia ti de tu mente y corazón.
  • Da gracias por lo que tienes, y evita las lamentaciones y quejas.
  • No te creas a ti mismo, ni a los otros. Aprende a escucharte y a escuchar.
  • Aprende a vivir en la indeterminación, nada está definido. Déjate sorprender.
  • Acepta que nunca tendrás el control ¡fluye!
  • Decide que quieres ser en cada momento, tienes ese poder.
  • Vive el instante, el pasado y el futuro no existen.
  • Cura tu percepción del mundo y de los otros, está llena de prejuicios y de creencias.

La felicidad, como el éxito, es la consecuencia automática de vivir de cierta manera, de relacionarnos con nosotros mismos de cierta forma y de tener una determinada conciencia”. David R. Hawkins

Por |2019-02-05T08:41:28+00:00enero 27th, 2019|Blog, Coaching|Sin comentarios

About the autor:

Permitidme que os cuente una historia de éxitos,  y como no de fracasos, pero al fin y al cabo una historia de crecimiento, de lucha…de sensaciones, emociones y …¡Vale más que os lo cuente!

Deja tu comentario