¿Quieres convertirte en un@ Caza Sueños?

Sí, pues lo mejor es que empieces a prepararte para identificar tus sueños cuando estás despiert@, pero también cuando estás durmiendo y que mensajes te están transmitiendo.

Empieza el camino personal de convertirte en un explorador experto en el mundo de los sueños, para después cazarlos y convertirlos en realidad, aquella realidad que ni habías llegado a soñar.

Siguiendo este blog te convertirás en un@ expert@ en cazar tus sueños. Este post es el primero de una serie muy especializada en sueños.

Y como introducción a esta serie, que mejor que contar con el Maestro de la interpretación de los sueños, Sigmund Freud

«En tiempos que podemos llamar precientíficos, la explicación de los sueños era para los hombres cosa corriente. Lo que de ellos recordaban al despertar era interpretado como una manifestación benigna u hostil de poderes supraterrenos, demoníacos o divinos.

Con el florecimiento de la disciplina intelectual de las ciencias físicas, toda esta significativa mitología se ha transformado en psicología, y actualmente son muy pocos, entre los hombres cultos, los que dudan aún de que los sueños son una propia función psíquica del durmiente.

Pero desde el abandono de la hipótesis mitológica han quedado los sueños necesitados de alguna explicación. Las condiciones de su génesis, su relación con la vida psíquica despierta, su dependencia de estímulos percibidos durante el sueño, las muchas singularidades de su contenido que repugnan al pensamiento despierto, la incongruencia entre sus representaciones y los afectos a ellas ligados y, por último, su fugacidad y su repulsa por el pensamiento despierto, que considerándolos como algo extraño a él los mutila o extingue en la memoria, son problemas que desde hace muchos siglos demandan una satisfactoria solución, aún no hallada.

El más interesante de todos ellos es el relativo a la significación de los sueños, el cual entraña dos interrogaciones principales.

Refiérese la primera a la significación psíquica del acto de soñar, al lugar que el sueño ocupa entre los demás procesos anímicos y a su eventual función biológica.

La segunda trata de inquirir si los sueños pueden ser interpretados; esto es, si cada uno de ellos posee un «sentido», tal como estamos acostumbrados a hallarlos en otros productos psíquicos. (…)»  Sigmund Freud, Los sueños

No te pierdas las próximas entregas, donde se irá profundizando para que te conviertas en un cazador de sueños, averigües cual es el propósito y sentido de tu vida,

… y alcances aquello en lo que siempre has soñado convertirte desde tiempos inmemoriales,

…cuando jugabas a muñecas, soldados o a ser payaso del circo más famoso del mundo…

¡Caza tus sueños!