Nuevo mapa una vez borrado el anterior. Creándolo con el coaching.

En un anterior post te proponía un proceso de borrado, de eliminar todo lo superfluo, todas aquellas cargas que lastran tu avance, tu desarrollo, tu crecimiento personal y que te impide afrontar las nuevas etapas de la vida con energía y determinación.

Tú dirás: ‘Vale, me desprendo de lo viejo, de lo rancio, de lo caduco, pero ello me produce un vacío tan grande que el vértigo me marea’.

Pues sí, es así, aferrad@ a planteamientos y situaciones del pasado, te has movido por tu zona de confort, te has acostumbrado a ella, y es la que ha dado sentido y llenado tus días. Pero te has dado cuenta que ibas envejeciendo, no aún de cuerpo, que también, sino de espíritu, y la llama de tus ilusiones y sueños se ha ido apagando hasta dejarte sumergid@ en una oscuridad total. Y necesitas un cambio.

¿Lo has tenido todo o casi nada? Tú eliges tu próxima parada…

¿Te has dejado deslumbrar por este video? ¿Es difícil decidir?

Si lo crees, lo creas… ¡Uff!

Partir de cero no, pero casi. Para poder activar de nuevo tu energía, y volver a soñar, y alcanzar esos sueños deberás proveerte de varios elementos esenciales:

  1. Un destino, una meta, un punto de llegada. Ha llegado el momento de vivir tu vida, no la de los demás.
  2. Un plan de viaje y las avituallas imprescindibles para alcanzar el éxito. No se trata de un viaje espartano y de carencias, se trata de sentir la felicidad desde el mismo inicio.
  3. Un mapa. Imprescindible contar con un buen itinerario y el modo de seguirlo. Cuando uno se pierde acaba visitando lugares que le sorprenden. Pero no se trata de ir a lo desconocido, ya que las sorpresas no tienen porque ser todas excitantes y enriquecedoras, también pueden deparar desasosiegos.
  4. Y poca cosa más. Lo que me decían cuando era un niño:  ‘cuando salgas de viaje no lleves aquello que vas a encontrar donde vayas’. Es decir viaja ligero de equipaje y ya te vas a proveer durante el viaje de aquello que vayas necesitando.

Y te surgirá otra pregunta

Sé dónde quiero ir y cómo me gustaría ir, pero ¿dónde consigo un buen mapa que me acerque al destino?

Pues tienes varias opciones:

  • Compras uno ya hecho, aunque va a ser muy difícil, ya que tu viaje es personal, vivencial y solo tuyo, con lo cual es prácticamente imposible encontrar uno exclusivo para ti.
  • Creas tu propio mapa. Te dará más trabajo pero te acercara con mayor precisión a tu realidad.
  • O buscas la ayuda de algún experto que te ayude a elaborarlo, con lo cual viajarás a mayor velocidad y en los cruces de camino vas a evitar muchos errores.

Nota: En el caso que quieras realizar tu propio mapa te aconsejo el libro de Tony Buzan ‘Como crear mapas mentales’. Con esta ayuda y estas herramientas vas a ganar en precisión a la hora de alcanzar tus sueños.

¡Decídete! Fíjate un destino que dé sentido a tu existencia y crea un nuevo mapa mental para tu nueva travesía.

¡Buen viaje!

Por |2013-04-07T17:39:47+01:00abril 8th, 2013|Blog, Coaching|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario