Que se mueran los feos, que se mueran los feos
que no quede ninguno, ninguno, ninguno, ninguno de feo
pues les quitan las chicas, que tienen mucha vista
nadie sabe que tienen un arte especial para las conquistas

Yo, yo, yo soy muy feo
y la estética por mucho que avance no me salvará

 (Bis)
que se mueran.”  Los Sirex

No este post no es para los chicos, este post es para todos,

…y en especial para las chicas.

*nota: siempre cuesta mucho dejar un comentario, o dar a me gusta a un post de un blog, seguro que este no te deja indiferente. Si te gusta compártelo, y si no te gusta deja un comentario al respecto… ¡gracias!

Aunque hoy en día, y siempre, una de las razones principales de querer ser un buen conocedor de las técnicas de seducción ha sido el sexo ¿Por qué negarlo? Si junto al dinero (poder) ha sido, es y será uno de los motores del mundo.

Pero como este no es un blog sobre sexo, planteo el éxito de la seducción como un medidor del éxito como persona, es un modo de inflar artificialmente el nivel de autoestima. Sí, artificialmente, alimentar tu ego. Sí, lo que los biólogos y antropólogos llaman ‘macho alfa’ y ahora también ‘hembra alfa’.

‘Soy buen@ en seducción por lo tanto soy un hombre o mujer remarcable’

‘No estoy sol@, me quieren’

Pero no hay que emparejar ‘tener éxito en la seducción, con ser un/a triunfador/a’. No deja de ser un modo de reafirmar e incrementar una falsa autoestima.

Y el otro día tomando un café con una mujer, guapa, preciosa, atractiva… de repente me suelta:

‘¿Te encuentro cohibido? ¿Qué te pasa?’  Y yo le digo ‘es que me impones, me arrinconas’

‘Ves ahí está la razón de mi soledad… los hombres se asustan, se amilanan… no se acercan, y cuando se deciden a acercarse se bloquean.»

Pues los expertos en seducción aconsejan a las mujeres:

  1. Muéstrate más terrestre, no tan distante, ¡baja un poco las defensas! permite que se acerquen, no atemorices. No todos quieren llevarte a la cama, o sí, pero al final tú tomas la decisión que más te conviene, o más te gusta ¿Por qué no?
  2. ¡Relájate! El stress se imprime en la cara y acaba desapareciendo ese sex-appel, elemento imprescindible de la seducción. Asustas y haces huir a los hombres.
  3. ¡Sonríe! La curva más bonita en una persona es la de una amplia sonrisa.
  4. Cree en ti, elimina tus inseguridades. Imprescindible un nivel muy alto de autoestima .

¿Cómo?

Despréndete de tu ego reconociendo tu esencia personal. Déjate acompañar por un coach, es un primer paso. Vas a descubrir mucho a cerca de tu vida y como mejorarla, y la seducción va a ser algo sencillo y espontaneo, porque habrás recobrado tu esencia personal, y no necesitarás seducir para sentirte plen@ y con un autoestima elevada.

Esto no va sobre sexo, aunque puede serlo, esto va sobre seducción, esto va sobre como ser tú mism@…

…recupera tu esencia, algo muy fácil y muy difícil al mismo tiempo

Inicia un proceso de coaching aunque creas, y puede ser que no te haga falta, notarás la diferencia y la felicidad 

¡Te lo aseguro!