¿Cómo alcanzar tus metas?

En estos momentos de dificultad, incertidumbre y problemas, hay que establecerse metas, objetivos, y esforzarse con determinación para alcanzarlos. Soñar con lo que da sentido a nuestra existencia, y sentir la plenitud.

Una de las características más propias del ser humano es el anhelo por prosperar, por ensanchar horizontes, por mejorar el entorno y a la persona misma. Es cuando surgen los sueños de cambio, de movimiento hay que recordar que todo movimiento lleva implícito un roce, una resistencia, y entonces surgen los miedos, las dudas, y la imaginación se encarga de construir castillos de arena. Y entonces la incertidumbre nos embarga y empezamos a generar excusas para no realizar los cambios. Acabamos permaneciendo en nuestra zona de confort, por miedo a lo desconocido, prefiriendo permanecer en la mediocridad, aburrimiento e incluso dolor.

Creo que voy a bajar y… no, aún no’, agregó, como frenándose, en el preciso instante en que se disponía a correr cuesta abajo, tratando de hallar alguna excusa convincente a su repentino temor. ‘Sería imprudente bajar desprovista de una buena rama grande para apartarlos…» Alicia en el país de las maravillas, Lewis Carroll

¡Decídete! Y caza tus sueños para convertirlos en una realidad, que te hagan vivir el presente en plenitud. Y me preguntarás ¿Cómo? Ahí van unas pequeñas sugerencias.

  1. Anota tus sueños. Escribe realmente lo que quieres, la escritura te hará fijar los sueños y esclarecerlos.
  2. Traduce tus sueños. Debes establecer una meta, un punto a alcanzar, y ¿Por qué no? Establece un horizonte lejano, que te obligue a esforzarte, que te haga dar lo mejor de ti mismo.
  3. Establece un plan. Trázate un mapa, un camino de cómo llegar a tu meta. Nutre ese mapa de etapas, y recursos necesarios para no fracasar. Y por el camino disfruta de las cosas bellas y simples.
  4. Que tu sueño sea flexible. Por el camino te vas a encontrar encrucijadas, ten alternativas, que aunque te desvíen temporalmente te acaben llevando a tu meta.
  5. Asume el compromiso de alcanzarlos. Cualquier sueño que valga la pena, exigirá de ti lo máximo, si no, es que no valía la pena. Prepárate para luchar por aquello que realmente te revelará tu esencia y el significado de tu vida.
  6. Comparte tus sueños. Las alegrías y los éxitos son mucho mejores cuando son compartidos. Un trayecto difícil y duro en solitario te curtirá, pero en compañía te resultará más placentero.

 

 

Vence tus miedos y que tus castillos de arena no se derrumben,

…y así tus sueños acaban convirtiéndose en realidad.